Curar el dolor de espalda en jóvenes

Aunque es más frecuente en pacientes con mayor edad, el dolor de espalda también se presenta en pacientes jóvenes.

Una causa frecuente de dolor de espalda es la enfermedad del disco intervertebral, sobre todo a nivel lumbar.

La enfermedad del disco se diagnostica con precisión con una resonancia magnética, donde apreciamos la deshidratación del disco doloroso y enfermo. En pacientes jóvenes merece la pena, si el dolor de espalda no cede, sustituir el disco por una prótesis que realiza la misma acción de «almohadilla» entre ambas vértebras.

Foto intraoperatoria de implante de prótesis disco lumbar

Un abordaje que permite la sustitución completa del disco intervertebral es el abordaje anterior. Este abordaje se consigue mediante una incisión (herida) vertical por debajo de ombligo, de algo menos de 10 centímetros. Permite acceder a la columna sin dañar los músculos paravertebrales ni lesionar la medula espinal o las articulaciones interfacetarias que estabilizan la columna.

Especialmente recomendado para pacientes jóvenes. Este abordaje pretende conservar la movilidad y la curvatura natural de la columna, que es más importante cuanto más joven es el paciente.

Los pacientes reciben el alta del hospital antes de 48 horas después de la intervención en casi en todos los casos. El paciente sale del hospital caminando, con menos dolor que antes de operarse desde los primeros momentos tras la operación.

Aunque a priori es una patología alejada de la cirugía Cardiovascular, mejoramos la seguridad en el acceso a la cara anterior de la columna vertebral lumbar y lumbosacra.

Nuestra colaboración con Traumatología permite sumar nuestros conocimientos y habilidades para lograr que todas nuestras intervenciones hasta el momento se hayan traducido en un resultado con éxito y sin complicaciones.

Disfrutamos formando equipo con el Dr Rafael Periañez en Nisa Aljarafe, con quien además tenemos una muy buena amistad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *